La innovación para la enseñanza y el aprendizaje ha sido parte fundamental en la profesión del docente, es por ello, que se incorpora el trabajo colaborativo como técnica didáctica para promover los aprendizajes centrados en el alumno, desarrollando habilidades, actitudes y valores; esto, basado en pequeños grupos, donde los estudiantes realizarán actividades de aprendizaje para acrecentar el conocimiento de un tema.

En esta técnica se mejora la retención de información de la materia en estudio, las relaciones interpersonales, aumenta la autoestima y crea una atmosfera motivadora hacia un logro común.

El aprendizaje colaborativo es más que una forma de trabajo, es una filosofía de vida, en la que se tiene claro que todo el grupo es más que la suma de sus partes.